Declaraciones de RENTA

Con carácter general, están obligadas a presentar declaración por el IRPF todas aquellas personas físicas que durante el año tuvieron su residencia habitual en España, con la excepción de quienes hayan percibido exclusivamente uno o
varios de los siguientes tipos de rentas, con los límites que en cada caso se señalan:

Rendimientos íntegros del trabajo, con los siguientes límites:

1. Con carácter general, el límite se establece en 22.000 € brutos anuales (este importe puede variar cada año), cuando procedan de un único pagador. Este límite también se aplicará si se han percibido de varios pagadores en los siguientes supuestos:

Que la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes pagadores, por orden de cuantía, no superen en su conjunto la cantidad de 1.500 € brutos anuales.

Que sus únicos rendimientos del trabajo consistan en pensiones de la Seguridad Social y demás prestaciones pasivas y que la determinación del tipo de retención aplicable se hubiera realizado de acuerdo con el procedimiento especial reglamentariamente establecido. En concreto, este procedimiento debió solicitarlo el contribuyente durante los meses de enero y febrero del año de declaración mediante la presentación del modelo 146.

2. El límite se establece en 11.200 € (este importe puede variar cada año) brutos anuales cuando:

Procedan de más de un pagador, siempre que la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes pagadores, por orden de cuantía, superen la cantidad de 1.500 € brutos anuales.

Se hayan percibido pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos, salvo que estas últimas procedan de los padres por decisión judicial (estas últimas están exentas).

Cuando se perciban rendimientos íntegros del trabajo sujetos a tipo fijo de retención.

El pagador de los rendimientos no esté obligado a retener (por ejemplo, pensiones procedentes del extranjero).

3. Rendimientos íntegros de capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidos a retención o ingreso a cuenta, si conjuntamente no superan la cantidad de 1.600 euros anuales.

4. Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, con el límite conjunto por los tres conceptos de 1.000 euros brutos anuales.

En ningún caso tendrán que declarar el IRPF los contribuyentes que obtengan exclusivamente rendimientos del trabajo, del capital (mobiliario o inmobiliario), de actividades económicas y ganancias patrimoniales, sometidas o no a retención, cuando la suma de todos ellos no exceda de 1.000 € brutos anuales y pérdidas patrimoniales de cuantía inferior a 500 €.

No obstante, deberán presentar declaración del IRPF aquellos contribuyentes que quieran beneficiarse de la aplicación de las siguientes deducciones o reducciones:

Deducción por inversión en vivienda habitual.

Deducción por cuenta ahorro-empresa.

Deducción por doble imposición internacional.

Reducciones en la base imponible por aportaciones a planes de pensiones, a mutualidades de previsión social, a planes de previsión asegurados o a patrimonios protegidos de las personas con discapacidad, planes de previsión social empresarial y seguros de dependencia que reduzcan la base imponible.

Impuestos de No Residentes

Si Usted reside en España menos de 184 días al año, se considera No Residente fiscal. Sin embargo, si posee una (o varias) propiedad en el territorio español está obligado a presentar anualmente el IRNR (impuesto sobre la renta de no residentes), modelo 210.

Si posee solo 1 propiedad en España deberá presentar dicha declaración antes de 31 de diciembre del año siguiente. Es decir, las declaraciones de 2013 se presentan antes de 31/12/2014. Por otro lado, si posee dos o más propiedades, debe presentar sus declaraciones correspondientes antes de 30 de junio del año siguiente.

Para la elaboración correcta del modelo se necesita la siguiente documentación:

- NIE copia (de todos los propietarios)

- recibo de IBI, copia

- Copia de la primera página del pasaporte (de todos los propietarios)

- Dirección en su país de residencia

- Cuenta bancaria para la domiciliación del pago, si se desea

- teléfono y su email